Viajar seguros en el transporte privado

Definimos transporte privado como el coche particular, el coche de Papá o Mamá.

Uso de transporte privado

En este tipo de desplazamientos, por desgracia, las estadísticas no son como en el caso de los transportes escolares. Si recordamos, el índice de accidentalidad en el transporte escolar se situaba entorno al 1%. Los accidentes infantiles en este tipo de vehículos son muy abundantes, destacando principalmente dos poblaciones de riesgo:

  • De 0 a 4 años
  • De 6 años en adelante

En los accidentes producidos en el rango de edad de 0–4 años, las medidas preventivas se orientan hacia los padres. A partir de los 4 años, las medidas preventivas se orientan hacia los padres y hacia los propios niños. A continuación se presentan las recomendaciones y comportamientos que deberemos fomentar.

Sillitas infantiles

Vehículo privado con silla infantil de seguridadLa primera recomendación es la del uso del Cinturón de Seguridad y el uso de los sistemas de retención infantil (SRI).

Es importante el papel de los papás y mamás en esta labor, así como su ejemplo, por ello destacamos estos consejos para adultos.

Los adultos deben usar siempre el cinturón para su seguridad y para dar ejemplo a los niños.

No arrancar el coche hasta que el niño esté bien sujeto. El niño ha de entender que su seguridad no es un castigo, es lo mejor para él.

No llevar al niño en brazos bajo ninguna circunstancia.

Supervisar periódicamente que la silla se adecua a la talla y al peso del niño.

Es obligatorio llevar un sistema adaptado de retención en el vehículo para niños hasta los 1,35 metros de altura, siendo recomendable hasta el 1,5 metros. El sólo uso de cinturones de seguridad no les protegerá debidamente: el niño puede colarse por debajo del cinturón al no poder apoyarse en el suelo con sus pies, y puede provocarle lesiones en el cuello.

  • Si la instalación de la silla es en sentido inverso a la marcha, nunca debe colocarse delante de un airbag frontal de pasajero.
  • La silla debe quedar firmemente sujeta al asiento del vehículo, de modo que se elimine cualquier movimiento entre el asiento y la silla, ya sea lateral como longitudinal.
  • Es muy importante el recorrido del cinturón de seguridad (o del arnés) sobre el cuerpo del niño: nunca debe ir por encima del cuello, siempre ha de ajustarse lo más bajo posible sobre las caderas, y las holguras deben eliminarse.
  • Los capazos siempre deben ajustarse de manera que el extremo de la cabeza esté enfrentado a la parte media del vehículo. De este modo, puede evitarse un golpe directo en la cabeza del niño en un choque lateral.
  • Nunca se deben transportar objetos pesados o contundentes en el interior del habitáculo, pueden convertirse en proyectiles en caso de colisión.

Recuerda, ¡es muy importante!

  • Sube y baja del coche por las puertas más cercanas a la acera.
  • Usa siempre el cinturón de seguridad o el SRI (sistema de retención infantil)
  • No saques los brazos ni la cabeza por la ventanilla. No tires papeles ni objetos por las ventanillas. Es tu ciudad, cuídala.
  • No jugar con las manecillas de las puertas ni apoyarse en ellas.
  • No molestes al conductor.
  • Sentarnos correctamente sin realizar juegos u otras clases de ejercicios que puedan molestar al conductor.

Normativa de sillas infantiles: Regulación a nivel europeo y nacional

SRI: Sistema de Retención Infantil

Normativa de homologación i-Size

Newsletter

Para estar al día de la actualidad del concurso, introduce tu e-mail y te mandaremos las noticias más destacadas.

Odiamos el SPAM tanto como tú. Al enviar, estás aceptando nuestra Política de Privacidad.